Home » Noticias » Accion Social » ACCIÓN SOCIAL MINISTERIO DE HACIENDA 2019

ACCIÓN SOCIAL MINISTERIO DE HACIENDA 2019

El pasado 29 de enero el Grupo Técnico de Acción Social en el Ministerio de Hacienda fue convocado para abrir la negociación del Plan de Acción Social 2019. Todo una puesta en escena.

La Administración nos informa que el presupuesto del Plan de Acción Social 2019 contará con un 9% menos respecto al ejercicio anterior por la retracción de la masa salarial correspondiente al personal que ha sido trasladado al Ministerio de Administraciones Públicas tras la separación de los ministerios (Hacienda y Función Pública), a consecuencia de la reestructuración ministerial llevada a cabo el pasado mes de junio. Una vez distribuidos los créditos presupuestarios a cada Ministerio nos encontramos por enésima vez con el contexto de años anteriores: presupuesto prorrogado, alrededor de 1.039.000 euros. El recorte perpetrado desde el 2011 y que arrasó hasta el 75% de su potencial sigue igual de vigente. Ante esta perspectiva, plantear cambios significativos en el Plan, modificando tramos retributivos y tipología de ayudas, es una apuesta de “cortos alcances y escasas entendederas”. El presupuesto es lo que da contenido al Plan. Sin contenido, la redistribución es meramente simbólica.

Desde CCOO requerimos a la Administración que eleve a las instancias superiores de las que depende este Grupo Técnico la necesidad de aumentar los créditos presupuestarios de Acción Social para visibilizar las necesidades y carencias de esta partida. La Administración responde que nuestra solicitud es incoherente porque el receptor de la solicitud es el mismo “sujeto jurídico” que el peticionario. Sin embargo, CCOO entendemos que en realidad lo que hay no es incoherencia, sino falta de voluntad de la Administración de este Grupo Técnico, así como una actitud de comodidad para no tener que posicionarse: se trata de hacer valer las necesidades de este Grupo Técnico y en eso tiene responsabilidad la Administración que forma parte de él, independientemente del “sujeto jurídico”.

Con semejante escenario, de presupuesto recortado, y en ausencia de un proyecto de recuperación de créditos, CCOO no podrá ser firmarte del Plan de Acción Social 2019.

Recordamos que en marzo de 2018 se firmó el II Acuerdo de Mejora de Empleo y Condiciones de Trabajo, fruto de la acción sindical, de campañas de movilización de CCOO como la de ¡Vamos a recuperar lo arrebatado! Ese acuerdo ha supuesto la recuperación de la negociación colectiva en el ámbito de la AGE, de poder adquisitivo, de derechos como el complemento de IT, así como de medidas de igualdad, conciliación, corresponsabilidad y formación. Consecuencia de él es también que el pasado 21 de enero CCOO acordara una Oferta de Empleo Público en la Mesa General de Negociación de la AGE por la que se estabilizarán casi 2500 puestos de trabajo. Pero en CCOO no olvidamos que aún queda camino por recorrer, derechos que restituir y mejorar. Cae por su propio peso que la recuperación de los fondos de Acción Social es y seguirá siendo un objetivo indiscutible para CCOO.

A nivel formal del Plan, solicitamos habilitar los mecanismos para que el personal de las provincias en las que no se proporciona abonos nominativos de uso de transporte público pueda acceder a la Ayuda por Transporte en igualdad de condiciones que aquel que reside en provincias donde sí se aporta la documentación acreditativa oficial. Se trata, ni más ni menos, que de garantizar que todo el personal pueda ejercer un mismo derecho. La Administración, sin embargo, da muestras de no estar por la labor de querer replantear fórmulas de inclusión para el personal solicitante de estas Ayudas. Mucha palabra bienintencionada pero poco interés percibimos de encontrar soluciones por parte de la Administración. Desde CCOO sabemos de algún organismo que ya se ha comprometido a buscar fórmulas alternativas para dar cobertura en esta Ayuda a toda su plantilla. Una vez que se concreten las traeremos a este Grupo Técnico para que la Administración “se inspire”.

Palabras huecas también en lo que se refiere a promover el lenguaje inclusivo en la redacción del documento del Plan de Acción Social. La Igualdad es un asunto transversal, no un tema estanco exclusivo de un Grupo Técnico determinado. Debe impregnar todas y cada una de las decisiones y acciones que se toman en todo el departamento, y entre ellas está el promover el lenguaje inclusivo en las comunicaciones que se generen dentro y hacia fuera del Ministerio. La Administración, a la vez que alardea de su preocupación, concienciación y sensibilización hacia el tema en el Grupo Técnico de Igualdad, se atreve a manifestar abiertamente en el GT de Acción Social la molestia que le supone emplear el lenguaje inclusivo porque no lo considera ni cómodo ni de su agrado. Sin embargo, le ponemos de ejemplo a un organismo que ya ha sido capaz de hacerlo. No le exigimos la perfección en la utilización de ese lenguaje. Somos conscientes de que en mayor o menor medida todos necesitamos formación y, sobre todo, romper con las referencias masculinas con la que nos hemos educado. Pero hace falta que la Administración haga un esfuerzo mayor del que realmente está haciendo, que el compromiso que dice haber asumido por la Igualdad real se concrete de facto, y no solo en líneas bien adornadas con las que se rellenan las Actas de las reuniones. El mismo Secretario de Estado de Función Pública, José Antonio Benedicto, recientemente ha informado como un logro el hecho de que se esté trabajando con los sindicatos de las Administraciones Pública, entre otras cosas, “para avanzar en el lenguaje inclusivo”. ¿Pueda ser que en este caso a la Administración de este Grupo Técnico no le importe contradecir a sus superiores jerárquicos?

La Administración prevé la publicación del Plan para finales de la semana del 4 de febrero, abriéndose en ese momento el plazo de presentación de solicitudes que se prolongará hasta principios del mes de marzo. La propuesta de Resolución se presentaría a finales de mayo o principios de junio, pudiendo elevarse la propuesta a definitiva en el mes de julio. Siguiendo este calendario, el abono de las ayudas podría efectuarse entre agosto-septiembre en nómina de incidencias.

CCOO ha anunciado recientemente que, en acción conjunta con UGT, iniciará a partir del 8 de febrero un proceso de movilizaciones con reivindicaciones que se encauzarán en 3 frentes: la negociación colectiva, en el diálogo social con el Gobierno respecto a las reformas laborales y de pensiones, y en el ámbito de la Igualdad. La Acción Social siempre deberá estar presente en toda reivindicación que suponga recuperar lo arrebatado.